Viajes

Cómo nos timaron en Bangkok

Tuc tuc en Kao San Road, Bangkok

Último día en Bangkok antes de proseguir con nuestra aventura por Tailandia, dirección Chiang Mai.

El tren nocturno salía de Hua Lampong sobre las 18:00 horas, así que nos pusimos manos a la obra para aprovechar al máximo el día. Queríamos visitar Wat Suthat, dando un rodeo por Ratchadamnoen Road, para ver la zona.

Cuando llegamos al Pabellón Real de Mahajetsadabadin conocimos a un hombre que decía ser maestro de escuela. Según él, ese día era fiesta en Tailandia, y en esos días libres, le gustaba explicar a los turistas cosas sobre Bangkok.

Estuvimos unos minutos hablando con él y comenzó a escribir en un papel sitios que podíamos visitar. Ante tanta amabilidad y simpatía, no pudimos hacer nada más que confiar y seguirle el juego.

Una vez nos explicó todo lo que podíamos visitar, llamó un tuc tuc, puesto que (según él) en los días de fiesta nacional en Tailandia, los tucs tucs del gobierno (los amarillos y azules) sólo podían cobrarte 20 Baths y estaban obligados a seguirte allá donde fueras. ¿Quién podría rechazar esa oferta? 😀

foto del maestro, Bangkok
Foto con el maestro “del timo” en Bangkok 😀

Visitamos varios lugares, entre ellos un pequeño templo budista. Al adentrarnos, encontramos a un hombre rezando y nos dijo que pasáramos a la habitación sin problemas. En seguida nos preguntó de dónde veníamos y empezamos a charlar.

Hablamos del budismo, de Tailandia en general y de las diferencias entre la cultura tailandesa y la occidental. Una conversación bastante interesante. El hombre desprendía ciertamente un aura de completa tranquilidad, y Esther y yo estábamos entusiasmados hablando con él sobre todos estos temas.

Unos minutos después, nos preguntó que cómo habíamos llegado allí y le enseñamos el papel con el itinerario que el maestro nos había dado. En este momento empecé a sospechar, pero parecía que el hombre tenía su papel bien aprendido (o lo que decía era verdad).

El hombre, que hablaba un perfecto inglés, nos comentó que trabajaba en Frankfurt en un banco, pero que ahora estaba de vacaciones en su casa. Al ver una de las direcciones, nos comentó que se trataba de una fábrica de telas muy famosa en Bangkok, donde también hacían trajes a medida. Él se compraba muchos de sus trajes allí, porque eran de muy buena calidad y muy baratos.

Nos comentó que hoy, al ser un día festivo, la tienda estaba abierta para turistas y que nos diéramos prisa, porque cerraba a las 14:30 y eran las 13:30. ¿Casualidad?

Como confiábamos en él y estábamos pasándolo tan bien, decidimos hacerle caso y seguir con nuestra ruta, antes de que se nos hiciera tarde.

Una vez más, nos subimos al tuc tuc y nos dirigimos al siguiente punto: La fábrica de telas.

A la salida, el conductor del tuc tuc había hecho un nuevo amigo, un perro que nos acompañaría el resto del viaje. 😀

Nuestro nuevo amigo en Bangkok
Un nuevo actor entra en escena 😀

Una vez entramos, un vendedor nos vino a recibir y ahí empezó el acoso y derribo. Hay que decir que se trataba de una persona con una excelente educación y que se sabía todas las técnicas de negociación existentes.

Al final nos convenció. Esther necesitaba un traje para su trabajo y yo,  pues bueno, pasaba por allí. 😀

Nos llevamos cada uno un traje de cachemir hecho a mano, con camiseta más corbata y chaleco (el mío), por un módico precio.

Como nos íbamos ese día a Chiang Mai, nos dijo que lo podríamos recoger une vez regresáramos a Bangkok. Y así fue.

¿Timo? Yo lo veo como la forma más creativa de enviar potenciales clientes a tu tienda que he visto jamás. Al fin y al cabo un día normal se convirtió en una pequeña aventura, corriendo en tuc tuc por todo Bangkok, visitando templos y lugares curiosos, hablando con personas interesantes y haciéndonos un traje a medida, como si estuviéramos en una película. 😀

Además, siempre puedes decir que no quieres nada y seguir la ruta. Un tour de un día en tuc tuc por 20 Baths es un chollo! 😀

Por si quieres saber más sobre otros timos que están a la orden del día en Bangkok, aquí tienes un estupendo post de Volando voy sobre los 12 timos más habituales de Bangkok. Así podrás estar con la guardia bien alta. 😀

Recuerda, ¡todo depende de tu actitud hacia la situación! Y tú, ¿cómo lo ves?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies